Voces Comunitarias

tu voz, tu fuerza

Ayúdanos a desarrollar Voces Comunitarias

 Voces Comunitarias es un proyecto de Bethics

Domingo, 21 Septiembre 2014 22:42

¿Cuántos negocios se colapsarían si a nosotras nos gustara nuestro cuerpo?

Escrito por

model and barbie

Me gustaría reflexionar sobre esta frase de la Dra. Gail Diens (ver ilustración). Por cientos de generaciones, digamos que a los largo de los últimos cinco mil años –en base lo que registran hallazgos arqueológicos y estudios científicos–, a las mujeres se nos ha negado la posibilidad de decidir sobre nuestro propio cuerpo. Esto con el fin de garantizar el linaje de los poderosos y evitar que su riqueza no fuera heredada por un bastardo.

Foto: Extraída de facebook¹

Nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo fue arrebatado a través de regímenes y prácticas brutales –muchas de las cuales aún perduran– y luego estas se fueron mezclando con otras formas de represión más sutiles usadas por diversas instituciones, algunas de ellas escudándose bajo la religión, el honor, la tradición o las leyes que defienden los usos y costumbres.

model and barbiePero el hecho de que la gran mayoría de las mujeres, aun hoy en día, no decida sobre su cuerpo, no parecería tener relación con la “decisión” que millones de mujeres toman al someterse “voluntariamente” a cirugías estéticas. Y pongo “voluntariamente” entre comillas porque para que esto suceda, millones de mujeres habremos pasado por un intensivo condicionamiento desde bebés para que embonemos en un modelo de belleza preestablecido. Por ejemplo, muchas de nosotras desde pequeñas recibimos Barbies como regalo y con ellas fuimos asumiendo como natural, no solo un modelo de belleza, sino todo un estilo de vida. Recientemente me llamó la atención cómo muchas madres inducen a sus hijas desde los 3 años de edad a que usen maquillaje y zapatos de tacón para asistir a fiestas infantiles, lo que las limita para correr, saltar y divertirse porque “estar bonita” prevalece sobre la comodidad, la diversión y dejarlas ser ellas mismas.  

Es verdad que la mujeres tenemos una particular inclinación por la belleza, no solo en relación a  nuestro cuerpo, sino en relación a la apreciación y la contemplación de la belleza misma. Hay evidencia de que en todas las culturas –incluso antes al periodo de los cinco mil años antes mencionado–, las mujeres buscamos formas de para resaltar nuestra belleza. Este es uno de los aspectos que documenta Ricardo Coler en su libro El Reyno de las Mujeres, el último matriarcado. Sin embargo, el modelo de belleza actual no fue establecido por las propias mujeres, sino por un sistema mercantil y no es sorprendente que su motor sea la codicia, ya que la industria farmacéutica se ha convertido en uno de los sectores económicos más lucrativos que mueve al año cerca de 634,000 millones de Euros. De este modo, el cuerpo de las mujeres es visto como un producto, como una pieza en un engranaje perverso que va mutilando a las mujeres físicamente y amputa su libre albedrío. 

Este cortometraje de 2.5 minutos por Fréderic Doazan https://www.youtube.com/watch?v=ZacBywrSB_0, al igual que la ilustración que ahora les comparto, confirman mi argumento, que no es solo mío, sino de muchas mujeres que nos hemos resistido a alimentar a esa monstruosa industria. 

¹Si esta ilustración es suya y desea que la borremos, por favor, escriba a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Intentamos contar siempre con la autorización por escrito del autor para publicar las imágenes, así que si una imagen ha sido publicada sin autorización tenga por seguro que hemos dedicado tiempo buscando al autor, pero nos ha sido imposible encontrarlo y hemos considerado que publicarla era consecuente con los principios de uso justo. Voces Comunitarias es un esfuerzo sin fines de lucro y sus artículos están encaminados a promover mejores prácticas entre sus lectores.